Follow by Email

Translate

lunes, 19 de octubre de 2009

Por qué tenemos dos pechos

En el último comentario que me ha hecho una mamá ayer, me expone algunas dudas que me parecen básicas e importantes para todas, así que vamos a hablar de cosas importantes.

Durante los 3 primeros meses de vida del bebé, éste corre el riesgo de hacer hipoglucemias entre las tomas, y por eso os decimos que no debéis dejarle sin comer más de 3 ó 4 horas, o como otros dicen, que haga 8 tomas al día.
Esto es aún más importante las primeras semanas de vida del bebé.
Pero que no le dejéis sin comer, no significa necesariamente que le despertéis.
Debes ofrecer el pecho a tu bebé a demanda todo el tiempo, y sea de día o de noche, si tiene menos de 3 meses, y no te pide el pecho en 4 horas porque está dormido, debes ponerle al pecho, pero no hace falta despertarle en las tomas nocturnas.
Sólo en el caso de que no coja el pecho, intentaremos espabilarle un poco para que lo agarre. Pasados los 3 primeros meses, si el bebé duerme 5 horas seguidas... ¡mejor para tí! ¡Aprovecha y descansa tú también!

En cuanto al hipo, éste es un reflejo, que no molesta en absoluto al bebé, ni le produce ningún perjuicio, por lo que no debes hacer nada.
Si te agobias al verle con hipo, y al pecho se le quita, no me parece mal. Tú puedes ponerte el niño al pecho todo lo que quieras y/o él necesite, aunque haya mamado hace unos minutos.

¿Cómo hacer para que se agarre correctamente?
Os habréis dado cuenta, que os apañáis mejor siempre con un pecho que con el otro, y esto nos pasa a todas. Muchas veces no sujetamos igual al bebé con las dos manos, y en definitiva, le colocamos de forma distinta en un pecho que en el otro.
Para conseguir el mejor agarre, y evitar dolores y grietas, debéis hacer algo muy fácil, conseguir que le entre todo el pecho que le quepa en la boca. Como si se comiera un sandwich, hasta donde llegue.
Una vez sentadas o tumbadas de manera que estéis cómodos los dos, colocad una mano sujetando su cabeza, y con la otra sujetad el pecho (siempre desde abajo y desde la raíz del mismo) para darle con el pezón alrededor de la boca.
Veréis que el bebé abrirá mucho la boca, como si bostezara, pues justo en ese momento, suavemente pero con firmeza, metéis en su boca todo el pecho que le quepa. Esto significa, que si la areola es pequeña entrará más que la areola, pero si es muy grande, no entrará esta entera.
De esta forma el agarre no será doloroso, aunque siempre es molesta la primera eyección de leche, luego la tetada debe ser indolora, e incluso placentera.

Y nos acercamos a uno de los temas más importantes de hoy, ¿por qué tenemos dos pechos?.
Pues obviamente, para poder amamantar a dos hijos.
Esto, que parece una perogrullada, no lo es tanto, ya que muchas mamás se empeñan en que sus bebés se coman los dos pechos para que se sacien más.
Pero el pecho no funciona así. Pensad en las mamás que tienen gemelos, cada uno de los hermanos toma sólo un pecho en cada tetada.
Además, muchos bebés sólo toman de un pecho cada vez, y reflejan un crecimiento y desarrollo adecuados (no todos los bebés comen las mismas cantidades, ni todos los pechos son iguales).
Durante la tetada la leche que sale del pecho va cambiando de composición.
Al inicio de la tetada, la primera eyección, es prácticamente agua con azúcar.
Después el contenido de la leche se va haciendo más proteico, y cuando el bebé está finalizando la tetada, es cuando mama más activamente y con más esfuerzo, para sacar la leche que queda al fondo de los conductos, que es la más grasa y saciante.
Por esto, un bebé que vacía bien un pecho, se quedará más saciado, que si toma el inicio de los dos pechos.
Y en cuanto al tiempo, por favor, ¡¡OLVIDAOS DEL RELOJ!!. Es muy variable lo que un bebé de pocos días puede tardar en comer. Y que esté más o menos tiempo en el pecho, no refleja que haya comido más o menos cantidad. Esto depende de muchos factores, y no debéis agobiaros con este tema.
Es decir, dejad que el bebé acabe la tetada de un pecho, hasta que se suelte por si mismo. Si ya no quiere el otro pecho, no pasa nada, en la siguiente tetada ofrecedle el que no se comió la última vez.

Y recordad algo muy importante, el mejor marcador de que el bebé está comiendo bien, no es el peso que gane, sino los pañales llenos de orina.
Pensad una cosa, ¿de dónde saca el bebé la orina, si sólo le dais pecho? Pues de vuestra leche. Cuanto más orine, es porque más líquido ha ingerido.

Ánimo a todas, y preguntad todo lo que queráis saber. Así aprendemos todas, unas de otras.

4 comentarios:

  1. hola de nuevo, muchas gracias por resolverme las dudas que tenia...
    Mi pregunta ahora es la siguiente, siempre tiene que echar el aire despues de cada toma? cual es la posicion mas adecuada para expulsarlo?.
    Me cuesta mucho que mi niña suelte el aire, suelo ponerla de pie apoyando su cabeza contra mi hombro, pero no hay manera, he probado tambien boca-abajo, muchas veces cuando la tumbo echa una bocanada, va esto relacionaddo con no echar el aire?

    ResponderEliminar
  2. Es conveniente que expulse el aire después de cada toma, pero es verdad que a algunos bebés les cuesta bastante hacerlo.
    Puedes ponerla incorporada sobre tu hombro, boca abajo en tu antebrazo con la mano en su barriguita, o en una hamaca donde esté levantada (sobretodo a partir del mes y medio, dos meses de vida). Si aún así no echa el aire, notarás que el bebé estará incómodo o puede que regurgite más (lo que llamas echar bocanadas).

    Puede ir bien, después de estar un tiempo prudencial con tu niña incorporada, echarla a dormir, y a los 30 ó 45 minutos aproximadamente, cuando la veas incómoda, la incorporas un minuto y es probable que entonces si expulse el gas con facilidad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. hola de nuevo,este blog me esta ayudando mucho a resolver las pequeñas dudas que van sugiendo en el dia a dia con mi hija. Hoy planteo dos dudas: CHUPETE, cuándo, para qué...dificulta la lactancia? no estoy segura de darselo aunque a veces pienso que en determinados momentos, como cuando vamos en el coche y se pone nerviosa, podria calmarla...
    La otra duda que tengo es cuando se le pueden cortar las uñas de las manos y de los pies

    gracias de nuevo por anticipado

    ResponderEliminar
  4. En cuanto a las uñas, las guías aconsejan no cortarlas los primeros días (he visto escrito hasta un mes e incluso hasta los 3 meses de vida), pero la realidad es que se arañan constantemente, y mantener las manoplas en las manitas del bebé, además de ser difícil de llevar a cabo, no es conveniente, ya que el bebé debe poco a poco reconocerse las manos y tocar lo que le rodea.
    Yo os recomiendo que suavemente, con vuestros dientes, tiréis de la uña sobrante y veréis que sale con la forma de la uña perfecta. O si preferís, podéis usar una lima suave, que sólo uséis para el bebé, y rebajáis las uñas de forma que no queden picos.
    Una vez que el bebé tiene un mes, podéis usar unas tijeras de bebé, y cortarlas siempre de forma recta, sin dejar picos.

    En cuanto al chupete, creo que va a ser de utilidad crear una nueva entrada.

    Me alegro de que este blog te sea útil. Un saludo.

    ResponderEliminar