Follow by Email

Translate

jueves, 7 de enero de 2010

Las Grietas: un enemigo a batir

En una de las primeras entradas que escribí en este blog, os expliqué cómo hacer para que el bebé agarre el pecho de forma correcta e indolora, pero creo que debo hacer hincapié en este asunto, ya que cuando el bebé agarra el pecho de forma incorrecta, aparece ese gran enemigo de la lactancia que son Las Grietas.

En contra de lo que mucha gente piensa, las grietas no son algo normal, que le pase a todo el mundo, y no son algo con lo que la mamá deba aguantar hasta que no pueda más. Las grietas son el fruto de una postura incorrecta durante la tetada, y deben cerrarse al corregir ésta sin mayor problema.

Por desgracia, he encontrado recientemente una mamá que al llegar a mi, a los 15 días de vida de su hija, tenía los pezones casi colgando, abiertos totalmente, y por supuesto, sufría unos dolores importantísimos durante las tetadas. Era tal el daño, que incluso corrigiendo la postura en la consulta, las grietas han mejorado, pero no se han cerrado aún del todo, semanas más tarde.

Esta mamá que es una superheroína, ya que ha persisitido en la intención de dar de mamar a su pequeña pese a todo, ha sufrido un calvario, a mi modo de ver innecesario, si alguien le hubiera explicado al nacer su hija, cómo ponerse el bebé al pecho.
Así que voy a intentar que todas aprendamos de ella, y ojalá llegue el día en el que esto no suceda nunca más.

Lo primero es el cuidado de los pezones. ¿Debemos hacer algo especial con nuestros pezones los últimos meses de embarazo?. No es necesario. Debemos procurar tener una higiene adecuada, al igual que en el resto del cuerpo, y mantenerlos bien hidratados. Algunas matronas recomiendan el aceite de oliva, o de rosa mosqueta, y van bien, pero no es necesario mientras que estén cuidados e hidratados.

Sin embargo, una vez ha nacido el bebé y se inicia la lactancia, debemos tener en cuenta un par de cosas.
La areola y el pezón, no necesitan ser lavados con jabón antes y después de cada tetada, ni precisan pomadas para estar sanos. La piel de esta zona, tras estudios comprobados, ha resultado ser la región de la piel del ser humano, con menos gérmenes en superficie, debido a la secrección por las glándulas presentes en ella, de una sustancia antiséptica. Con lo cual, al lavarlos constantemente, estamos quitando esta capa protectora, y por lo tanto aumentando el riesgo de infecciones y heridas.
Por otro lado, los discos protectores que se comercializan para evitar que la ropa de la mamá se manche de leche, sólo se deben usar durante los periodos de tiempo que estéis en público. En casa, intentad mantener los pechos al aire, o sólo con el sujetador de algodón y la ropa que llevéis. Si mantenéis los pezones cubiertos y humedecidos, se maceran y aumenta el riesgo de grietas y heridas.

En cuanto a las pomadas, las de lanolina resultan prácticas para muchas mamás, que sienten algo menos de dolor con ellas, y tienen la ventaja de que no deben retirarse antes de dar de mamar, pero no son necesarias. Lo único que debéis hacer es al acabar la tetada apretar levemente la areola para que salga un par de gotas de leche y untarlas por el pezón dejandolas secar al aire unos segundos, y después cubrir los pechos con vuestra ropa como os he dicho, sin discos ni compresas.
La leche materna es antiséptica y antiinflamatoria, y hará cicatrizar cualquier pequeña herida que se haya producido en la tetada.

Lo segundo es mantener un agarre adecuado durante toda la tetada, para que sea indolora, metiendo toda la teta que le quepa al bebé en la boca. Si el bebé mama del pezón, no está mamando bien, debe mamar de la mama.
Es decir, que si tienes pezones planos o invertidos, NO TE PREOCUPES: puedes dar de mamar sin problemas, una vez que alguien te explique cómo.
Citando de nuevo al Dr. Luis Ruiz, "el pezón es como el dinero, si lo tienes mejor, pero se puede vivir sin él".

Realmente el pezón lo usa la naturaleza como faro de guía para el bebé, como señal que indica de dónde sale la leche, algo así como una señal luminosa que le dice: "¡¡eh, pequeño, la leche sale por aquí!!". Pero vosotras podéis estimular vuestros pezones antes de la tetada para que estos sobresalgan en erección y el bebé agarre mejor, o incluso poner al bebé al pecho tras darle con el dedito alrededor de la boca para provocar la apertura de la misma, e introducir así toda la mama que le quepa, como un sandwich. Si vuestros pezones sobresalen por si sólos, en vez de darle con el dedito, podéis rozar la comisura de la boca con el pezón para conseguir activar el reflejo que hace que el bebé abra bien la boca, y así introducir la mama todo lo que podáis en la boca del bebé.
No tengáis miedo de que el bebé toque con la nariz en la mama, esa es la postura normal, y el bebé respirará sin problemas por los lados de la nariz. Intentad evitar poner vuestro dedo encima de la areola para que "respire" el bebé, ya que presionáis los canalículos y podéis provocar un estancamiento de la leche y una mastitis secundaria.

Una vez que el bebé mama con agarre correcto, veréis que no habrá dolor tras los primeros segundos de eyección, los mofletes del bebé aparecerán inflados, y sólo oiréis ruidos de deglución. Si los mofletes del bebé se hunden hacia dentro y/u ois ruidos de aspiración de aire, el bebé está mal agarrado. Soltadlo metiendo vuestro dedo meñique por la comisura de la boca del bebé para soltar el vacío, y ponedlo de nuevo.

Recordad siempre, que LA TETADA ES INDOLORA, o debe serlo, y si no es así es que algo no va bien, y debéis pedir ayuda. ¿A quién?. Pues a la persona que tengáis más cerca que haya dado de mamar largo tiempo de forma satisfactoria. Puede ser vuestra madre, una hermana, vuestro médico de cabecera, vuestra matrona... Pero lo importante es corregir esa postura, para que las grietas se cierren y la lactancia prospere.
En algunas ocasiones, podemos ayudarnos de pezoneras (incompletas mejor) hasta el cierre de las grietas, pero su uso conlleva algunos riesgos para la lactancia duradera, de los que hablaremos próximamente. También podemos usar el sacaleches en el pecho que tenga grietas, o en el que tenga más, hasta su curación, y mientras alimentar al niño con el otro pecho (ver "Porqué tenemos dos pechos").
En resumen, recordad: LAS GRIETAS no deben aparecer, si la postura al mamar es correcta, LA TETADA debe ser INDOLORA, y si no es así, consultadme a mí o a una persona cercana formada en lactancia materna.
Y como siempre, no perdáis de vista el objetivo común de todas las mamás de este blog, que nuestros hijos estén siempre alimentados con el mejor alimento que existe: La Leche de Mamá.

4 comentarios:

  1. Hola Belen!!
    El 29 de diciembre fui a la consulta en Yunquera de Henares y allí estabas sustituyendo a la pediatra de mi hijo. Me encantó hablar contigo y me diste la dirección de esta página que he leido y me ha encando, con lo que me he registrado como miembro jejeje.

    Bueno soy mi nombre es Merce y soy mamá primeriza de un niño, Jorge de 1 mes y medio y tenía unas preguntillas que espero que me resuelves:
    1. Cuando calientas la leche, que has sacado en el sacaleche al baño maría, ¿cuánto tiempo hay que dejarla calentar?
    2. Yo estoy exclusivamente con la leche materna y espero seguir por mucho tiempo y quería saber si el estreñimiento en el lactante es normal con la leche materna, ¿a partir de cuántos días de no hacer caquitas tienes que ir a consultar al pediatra?. Lo pregunto porque al principio Jorge hacia caquitas después de cada toma pero ahora se tira 3 días sin hacer nada.

    Seguiré leyendo todos los comentarios porque me están ayudando muchísimo.

    Muchas gracias Merce

    ResponderEliminar
  2. Hola Belen!!
    El 29 de diciembre fui a la consulta de pediatria en Yunquera de Henares y me encantó hablar contigo, me diste la dirección de esta página, y me ha encantado, con lo que me he registrado como miembro.

    Soy Merce, una mamá primeriza de un niño, Jorge de mes y medio y como primeriza tengo algunas dudas, estoy dando la lactancia materna y espero seguir por mucho tiempo.

    Quiero comenzar a sacarme la leche por si hace falta y tengo una pregunta: cuando calientas la leche al baño maría ¿cuánto tiempo hay que hacerlo?

    También tengo otra preguntita, al principio Jorge hacia caquitas después de cada toma y ahora se puede tirar 3 días sin hacerlas, ¿es normal?, ¿cuándo me tengo que preocupar?

    Muchas gracias, seguiré leyendo los comentarios que me ayudan muchísimo.

    ResponderEliminar
  3. Merce, he tenido problemas técnicos, así que te contesté vía mail.

    Si no te llegó la respuesta házmelo saber.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas de nuevo Belén, soy Mercedes.
    He estado mirando mi correo y no me ha llegado nada tuyo.

    Jorge continua igual, lleva ahora 5 días sin hacer caquitas, no sé si será normal. He leído algo del "falso estreñimiento del lactante" y parece que si es normal pero estoy intranquila.

    Espero tu consejo y muchas gracias de antemano. Un saludo.

    ResponderEliminar